Grecia: La nueva Argentina de Europa

Grecia: La nueva Argentina de Europa

El siguiente es un informe sobre el posible futuro de Grecia como país clave para entender la tendencia de la izquierda radical en Europa. Por Martín Traverso, filósofo argentino.

grecia nueva argentina - copia

A dos días de las históricas elecciones que presenciará Grecia, este domingo 25 de enero como comicios adelantados a fin de paliar la crisis política del país heleno y lograr una conducción política fuerte, todos miran con desconcierto el futuro griego.

Desde mi lugar de pensador social y además argentino, puedo compartir una serie de visiones que parecieran coincidencias que pueden llevar a afirmar con mucha certeza que estamos en presencia de la “nueva Argentina de Europa”: ArgenGrecia

un peso un dolar cavallo

El ministro de economía argentino de los años noventa, Domingo Cavallo, autor de la medida monetaria fija de “un peso-un dólar”

¿Por qué? Desde el sur hoy veo una Grecia empachada de las políticas de austeridad y de recibir más rescates con inyecciones estrafalarias de euros que jamás podrá devolver la economía helena, cual drogadicto que lo tuvieran encerrado en un sanatorio regalándole más droga y luego anotando el importe adeudado por las mismas cuidadosamente en la libreta del almacenero (en este caso, en el Banco Central Europeo, con Merkel a la cabeza y el FMI, este organismo que tanto conocemos los argentinos). Recibió una primer gran inyección de euros en 2010 (110.000 millones de euros, 80 del BCE y 30 del FMI) y otra a fines del 2011 (130.000 millonnes de euros), pero esta última con la “condición” de que “hay que portarse bien”. Además, estando presa del “collar de plomo” que es el euro como una moneda cara para su economía, suceso similar a la Argentina con la moneda “un peso igual a un dólar” que volvió a nuestro país incluso más caro que muchos países del primer mundo del aquel entonces, perjudicando fuertemente la economía local.

Y es aquí cuando comienza la tragedia griega muy similar a la economía drogadicta argentina del año 1998 cuando luego de golpeada por la crisis rusa del 98 (posterior a la asiática del 97) y luego la brasilera del 98-99 (efecto “caipirinha”). ¿Por qué similar?

  1. A partir del 98 la Argentina cae en recesión (el drogadicto tiene sobredosis) y los queridos amigos FMI y Banco Mundial acceden a prestarnos a cuenta gotas con duras condiciones de austeridad fiscal que sólo empeoraron la situación económica y luego social y política del país austral. ¡Oh casualidad! En Grecia la economía empieza a decaer en 2008 (diez años después de la argentina) afectada por la crisis global.
  2. El déficit fiscal de la Argentina (o sea, la deuda del Estado en función de su economía o PBI) comienza a
    crisis 2001 argentina

    Imagen de los cacerolazos ante la crisis de 2001 en Argentina

    aumentar. ¿Y que pasó con Grecia pos-2008?… ¡También! El país de la filosofía y el pensamiento racional, pasó de un rojo de tan solo 6,7% de su PBI en 2007 a 9,8 % en 2008, luego 15,4 en 2009, mejorando con un 10,5% en 2010, 10,10% de rojo en 2011 (porque los generosos organismos internacionales les prestaron “algunos euros” en mayo del 2010 evitando que el déficit sea mayor), y finalmente, con el último momento de genorosidad europea con los euroes finalizaron con un rojo de 8,6% en 2012 y 12,2% en 2013. ¡Ah! ¡Casi me olvidaba! En 2014, año que parecía que Grecia estaba “portándose bien” mostró al mundo tan solo un rojito de 1,8% de su PIB (o sea, de toda su economía). Nada mal.

  3. Deuda Pública: Acá en el sur, en los años 90 cuando la Argentina era la “niña mimada” del FMI y el Banco Mundial, y con “relaciones carnales” con los Estados Unidos (cosa rara para un país antiyanki como siempre fue), nos grecia en ventaempezaron a prestar dinero fácil, a buenas tasas y así nos fuimos descarrilando. En esos momentos, el FMI decía que para un país en vías de desarrollo (como nosotros) un 40% de deuda sobre tu economía (o sea, el PBI) estaba “bien”. Y para un país desarrollado, un 60%, aunque esos valores hoy en día dan gracia. No obstante, como éramos el país “ejemplo del mundo”, que nos íbamos a desarrollar haciendo “los deberes como corresponde, todo al pie de la letra” (como realmente lo hizo la Argentina), nos fueron dando los dólares tan deliciosos pasando de una deuda de un 34% sobre nuestra economía en 1994, luego 39,3% en 1995, a 42% en 1996 (uy! Nos hemos pasado del límite! Pero no importa porque vamos bien!),a un 44,4% en 1997. Luego de la crisis asiática+Rusia+Caipirinha y Fernet con Coca Cola, llegamos a un  49,4% en 1998 (que ya era muchísimo y alarmante para ese momento), un 53,8% en 1999 (ya en recesión), un 54,5% en el año 2000, y finalmente se produce el cataclismo pasando de un 61% en 2001 a nada más y nada menos que un  153,6% en 2002, previa devaluación, corralito y todos los chiches en el medio. Y cayendo en Default, obvio. Nada más y nada menos que el default más grande de una deuda soberana de la historia del capitalismo hasta ese momento. Así que como no ganábamos un mundial hace tiempo, al menos fuimos número uno en Default mundial! Pero no os desespereís!!! Todavía falta! Quizás quedemos segundos en default si nuestra hermana gemela (Grecia) sigue nuestros pasos.
    Miremos los numeritos a ver: En 2007 el país de Sócrates y Platón ya debía 105,4% de su PBI, pero bueno, también estaba entre los “favoritos del mundo para invertir” (igual que la Argentina de los 90, ¡ojo eh!)y como aquello del 60% “ya fue”, estaba bien. Vamos a dejarlo pasar. Luego sigue la crisis del 2008 y la deuda ya pasa a 110,7% de su economía, luego en 2009 a 127,1%, en 2010 (previa ayuda generosa de sus hermanos europeos) trepa a 142,2%, luego en 2011 a 170%, sigue en  157% en 2012 (que vino otra ayudita generosa, y por visto “la última”) y ya en el trayecto final: 174,9%  en 2013 y 177% entre 2014 y estos días. Y parece que la Merkel dijo que ya se cansó de prestarle plata a Grecia. ¿Y ahora? ¿Quién la va a salvar? ¿El Chapulín Colorado? Recordemos que Falleció el año pasado así que tendremos que buscar otra solución…
  4. Crisis-griegaDesempleo: ¡Otra gran coincidencia! En Argentina con las políticas neoliberales de los 90 nos creíamos “lo más top del mundo”! Nuestro presidente hasta llegó a decir que íbamos a construir un ascensor ¡que llegaría a las nubes!!! ¿Que tal eh? Pero luego de 1997 el desempleo (o el “paro” como le dicen en España) empezó a subir: 12% en 1997, 14% en 1998, 15% 1999 y terminando en un escandaloso 21,5% a fines del 2001 en el estallido de la crisis Argentina. Un hecho vergonzoso para nuestros abuelos que recordaban la Argentina “granero del mundo”, estando entre las economías más pujantes del planeta y donde era raro ver a alguien pidiendo en la calle. Pues comenzando el 2002, 40% de los argentinos estábamos debajo de la línea de la pobreza. ¿y la promesa de desarrollo neoliberal? “Reclamale a mongo”, como decimos acá. Ahora mirando Grecia vemos los numeritos del desempleo subir también, pasando de un 7,7% durante el estallido de la crisis global en 2008, 9,5% (2009), 12,6% (2010), 17,7% (2011), 24,3% (2012), 27,3% (2013), y con una leve mejoría como para decir “miren que estamos haciendo los deberes” un 26,6% en el pasado 2014… Cualquier coincidencia es “pura casualidad”. Y las políticas neoliberales ortodoxas no tienen nada que ver, por favor. Estudien economía y verán que son la fórmula indiscutible del éxito!

grecia-deudaFinalmente, hoy Grecia debe un total de 320.000 millones de euros (Argentina en 2001 debía 144.000 millones de dólares con lo cual fue el record de default mundial) y quedó fuera del ultra mega y esperado rescate que ofreció ayer el BCE a todos los países de la zona euro hasta septiembre de 2016 “excepto” para el país que se viene portando mal: Grecia.

Este domingo habrá elecciones en la tierra helena, que desde luego, serán históricas para este golpeado país, para Europa y para el mundo. Y siguiendo la línea de eventos puedo arriesgar algunas tendencias que seguramente con el partido que ganará (es obvio que va a ganar, ¿a alguien le queda una duda?) que es el Syriza (coalición de “izquierda radical” o “populista”, en términos europeos, o bien el “nacionalismo griego” en términos sudamericanos) van a ir sucediendo.

Tendencias para ArgenGrecia:

  • Primer medida: Reactivar la moneda nacional (dracma) y devaluación contra el euro para volver más competitiva la ruptura euroeconomía (mínimo de 50% con lo que se imaginarán lo que será la deuda: Una tragedia griega!).
  • Segunda medida: paquete de incentivos para hacer crecer la economía estimulando la producción pero también dando subsidios al alto desempleo fruto de la degradación social hija de la austeridad fiscal.
  • Tercera medida: negociación de la deuda total usando todo tipo de argumentos legales válidos para obtener la mayor quita posible. No descarten asesoramientos argentinos en este tema, en especial de Roberto Lavagna, gran artífice de la quita histórica a la deuda argentina, también un record guiness para el mundo.
  • Discurso: desde luego que podemos esperar un parecido a nuestro presidente Nestor Kirchner (2003-2007) en el discurso combinando carisma con una gran dosis de indignación hacia los organismos multilaterales de crédito y sumado en este caso: BCE y países ricos. También contra la austeridad fiscal, las políticas neoliberales y los gobernantes de derecha anteriores.

Desde luego que todo lo anterior son solo hipótesis que tienen alta probabilidad de suceder pero dependerán de que, primero, el partido Syriza con su candidato Nikos Pappas sea electo este domingo. Cabe aclarar que en los últimos meses, el líder de esta revolucionaria coalición, Alexis Tsipras “ha moderado su retórica antieuropea, asegura que no tomará ninguna decisión sin negociación con los socios europeos y augura una negociación “dura” con los acreedores” (según Euronews). Entre nosotros… No puede decir tan crudamente y sin anestesia todas las medidas que harían. Acá en Argentina ya hemos aprendido de ello con Menem que entró siendo un presidente con discurso socialista y terminó siendo el mayor exponente de la derecha ultraliberal de nuestra historia (en los años 90).

¿Por qué es tan importante observar lo que sucede con Grecia no siendo un país tan grande?

crisis dominó con grecia en eurozonaEste país, desde la mirada social que comparto aquí, es la punta del iceberg de un paradigma económico que se aplicó a rajatabla en la eurozona, del mismo modo que ocurrió diez a veinte años antes en América Latina y otros países emergentes a modo de “experimentos neoliberales”, y que hoy ya es muy difícil de sostener. Por ende, ver la salida que haga Grecia de esta encrucijada o tragedia griega nos permitirá intuir lo que podría pasar con sus colegas similares, los famosos PIGS (Portugal, Italia, Grecia y España, por sus siglas en inglés acuñado por el economista Jim O`Neil para referir a países de evolución económica similar que fueron “favoritos” de inversión en su momento). Todo esto sumado a que en el mundo globalizado de hoy, si alguien se resfría en un lugar del mundo, rápido alguien tose al otro lado.

Así que españoles, portugueses, italianos… y por qué no, irlandeses (que fuera de que escondieron la deuda bajo la lideres sudamericanosalfombra, también están en situación similar), a prestar atención a lo que pasa en Grecia, que posiblemente se viene una Sudamericanización en Europa, como aquella ola de Chavez-Evo Morales-Michele Bachelet-Lula da Silva-Kirchner (entrando al nuevo milenio en Sudamérica) que se veía de manera desconfiada desde Europa tildando de “populista”. Ojo hermanos que no sigan nuestros mismos pasos…
Cualquier coincidencia, es pura casualidad.

Escucha un resumen de esta noticia versión audio en 6 minutos aquí:
Audio “Grecia la Nueva Argentina de Europa” pinchar aquí

Para conocer más a fondo mi mirada como pensador acerca del futuro económico-político-social para los próximos 50 años, les recomiendo ver mis predicciones de “futurología social” para Europa y América Latina aquí:

A la economía la hacemos todos. La economía no es más que nuestro modo de vida y nuestro modo de convivencia. Por ello, no olvides de “ser el cambio que quieres ver en el mundo”, gracias. Martín Traverso MartinTraverso01

Martín Traverso

Retrato de una Sociedad Perfeccionista

perfeccionismo2

Hoy voy a escribir con las venas y el corazón, porque hablaré de un tema actual pero desde la cercana vivencia del mismo, en ambos lugares: como sujeto activo y como sujeto pasivo de este tema llamado el perfeccionismo.

Resulta que estoy en mi segunda carrera universitaria, estudiándola en la ciudad de Santa Fe, Argentina (Universidad Nacional del Litoral), una universidad pública excelente y de alto prestigio en estas latitudes. La carrera que me encuentro estudiando, a diferencia de la primera que estudié (ciencias económicas) es por puro gusto, por amor al arte como dicen, pero en mi caso, por amor a la sabiduría: filosofía.
Arranqué en mayo de 2012, comenzado el año, así que me subí al tren andando y terminando ese año ya había aprobado tres materias de primer año. Hoy hace 2 años y 7 meses exactamente que ingresé y ya aprobé todas las seis materias de primer año, más dos anuales de segundo año (filosofía medieval y latín II) más dos idiomas modernos anuales de tercer y cuarto año que rendí en carácter libre (italiano I e italiano II, aprovechando que ya lo había estudiado durante los 7 años anteriores).

Luego, debido a mi ámbito laboral nuevo en el cual me comencé a dedicar a la investigación (autogestionada), la comunicación en sus modos radial, escrita y conferencias y talleres rentados (para sustentarme), la carrera de filosofía pasó a ser una parte más de mi vida, pero no ella completa. Aunque la pasión por la sabiduría es mi vida, lo reconozco, y lo separo de lo que significa el estudio académico de una carrera universitaria donde hay contenidos y modos de evaluación a los que someternos.

En esta época de mi vida, a mis 29 años, he pasado por ya varias crisis existenciales dentro de lo cual descubrí que tenía una personalidad extremadamente perfeccionista lo cual aplicado a mí mismo lograba el sentir que jamás hacía nada bien. Sperfeccionismoiempre me faltaba algo. Me llevó mucho aceptarme y decir: tengo algo bueno para dar al mundo. Y ese tengo algo bueno, es simplemente eso: lo que hay es bueno, no es mejor o peor que nadie, simplemente es lo que hay, y lo que hay es lo que soy, y por ende es bueno (ya que es lo único que hay). Este gran paso lo di el año pasado en agosto de 2013 cuando me dije: Martín es hora de dar lo que tenés al mundo, no importa como sea, dalo!. Y así arranqué a dar talleres de economía consciente (algo que venía investigando hace por lo menos 3 años antes sin contar los 7 años de carrera relacionada al tema) y jamás hubiera imaginado que terminaría, entre otras cosas, habiendo publicado mi primer libro (Economía Cósmica, en noviembre de este año y disponible gratuitamente antes de navidad en http://www.martintraverso.org), escribiendo ya el 6to artículo mensual para medios en internet (este artículo por ejemplo), que habría viajado a dos países del exterior a dar conferencias y talleres (España en noviembre de 2013 y Brasil en marzo de 2014), que habría dado muchos talleres dentro de Argentina y conferencias inéditas (cuyos videos están en internet) e iría ya el lunes próximo por mi programa de radio online número 38 (habiendo arrancado en abril de 2014 en Mantra FM).Martín  Traverso-Octubre (13) Sí, todo eso pasó por sólo uno y sólo un motivo: haber salido de la pasividad de mi perfeccionismo, que me llevaba a pensar que siempre me faltaba medio para el peso  y que “tal vez el día que además tuviera el título de filosofía”, o tal vez “el día que quizás hubiera publicado mi primer libro” y un sinfín de situaciones perfeccionistas que me llevaban a pensar: lo que tenés, es poco… no sirve. No obstante, cuando vi esa ilusión, sentí romper el cascarón y salir, con mucho miedo, adrenalina, pero fui viendo al andar la ilusión y la cárcel que había significado para mi Ser el hecho de haber permanecido en esa inamovilidad.
Y hoy amigos, experimenté el lado contrario: pude sentir lo que es ser juzgado por el perfeccionismo que hemos aprendido, con el cual hemos sido educados. Experimenté la humillación que presentándome como filósofo ante la sociedad en la actualidad públicamente en internet (lo cual me llevó mucha reflexión previa para hacerlo), fui a rendir por segunda vez (fue el único aplazo hasta el momento) una materia troncal de la filosofía: metafísica. ¿Y saben qué? Fui aplazado. Y por segunda vez además.

Si alguno quisiera escuchar mi examen completo (que me fue permitido grabar con el consentimiento de la profesora), pueden accederlo en este link:  Audio de mi examen aplazado de filosofía

91745128_1Los sentimientos posteriores fueron: la frustración, un enojo y tristeza mezclados en uno como un sabor amargo que no se puede tragar. La sensación de haber sido ninguneado, de no saber nada, de ser un ignorante. Y muchas cosas más. Entonces decidí grabarme un audio a modo de catarsis y reflexión llegando a las siguientes conclusiones:

Hoy he visto al perfeccionismo desde la vereda de enfrente. Perfeccionismo que tan bien conozco y del cual tanto me ha costado salir (o me cuesta, cuando aún lo suelo observar en mi a veces). Ese perfeccionismo se manifestó en la educación universitaria hoy, en el sentarme en el sillón de los acusados como estudiante a exponer lo que sabía. Empecé feliz como un niño que iba a hablar de un tema muy difícil que nadie se anima a preparar en filosofía: la metafísica de Hegel. Pero poco a poco la sonrisa se me fue desdibujando cuando al minuto 28 de mi examen comienzo a ver que mi saber resultó insuficiente, ya no con Hegel, sino ante la ametralladora de preguntas específicas y puntuales de tantos contenidos que ignoraba (como ser: que significa “contingencia” en Hartmann, o cuales son las tres ciencias que habla Aristóteles en tal capítulo de tal libro, o que dice la proposición XI de Spinoza o bien cuáles son las cuatro categorías de Kant, etc).

Mi entusiasmo se fue apagando, comencé a sentir ganas de llorar pero las disimulé. Veía a la profesora gigante, como en los dibujitos animados, a un juez en una silla muy alta que me miraba desde arriba y yo chiquitito debajo.juez-peluca Terminé aplazado y justamente. Porque todas y cada una de las preguntas correspondían a contenidos de la materia, y tenían que ver con lo que me faltaba. Es decir, 28 minutos de Hegel expuesto de manera original no fueron suficientes, sino que con 7 u 8 minutos más de preguntas específicas fue suficiente para descartarme.  Y el motivo: no llegué al estándar ideal de saber, para esa materia para esa profesora de esa universidad.
Allí comprendí que lo que me ocurrió no fue personal, no fue que ella me tenía rabia y por eso me aplazó. Sino que recibí la calificación racional, idealista y perfeccionista que impera en nuestras sociedades que clasifican de manera binaria (normal-anormal, aprobado-aplazado, etc) a las personas en función de que cumple o no un estándar normal, cuestión que la estudió Michel Foucault (en Vigilar y Castigar, 1975) denominando a nuestras sociedades como sociedades disciplinarias.
En fin, sentí que mi fracaso de hoy, se transformó en un éxito al poder aceptarlo, el poder contarlo y trascenderlo a modo de aprendizaje y sin caer en un papel de víctima, sino comprendiendo nuestra visión del mundo mecanicista-racionalista-idealista-perfeccionista actual que vemos tan bien plasmada en la educación (estándar normal de estudiante), pero también en el trabajo (ideal de trabajador), en las familias (ideal de padre, madre, etc), en las parejas, etc.
Hoy siento que aprobé una materia: considerar que no existen los fracasos, no existen los errores, sino sólo pasos de aprendizaje.

aprendizaje3

Espero que este aprendizaje en carne viva, te ayude a salir de tu perfeccionismo y tener compasión por el perfeccionismo de los demás y a recordar que todos somos estudiantes… de la vida.

Historia de un fracaso: Audio de la reflexión que hice luego del aplazo

Martín Traverso

En Busca del Trabajo Ideal

Pescado saltando a la peceraEs común hoy en día quejarnos de los políticos y con ellos de la economía en general. Y también es común quejarnos de nuestro trabajo, de que hacemos algo que no nos gusta, de que no nos alcanza el dinero o si nos alcanza pero no nos gusta el trabajo o el ambiente laboral, entre otras condiciones.
En fin, en todos los casos, estamos en una actitud pasiva, ya sea de queja o de resignación, lo que en la mayoría de los cursos de coaching personal en la actualidad (como es el caso de la Programación Neurolingüística o el coaching basado en la ontología del lenguaje, por citar algunos) se denomina zona de confort.

La zona de confort es una posición mental donde nos valemos de excusas mc900441525(no tengo dinero, no tengo tiempo, soy muy joven para… soy muy viejo para…, no soy bueno para…, tengo mala suerte, etc) para no hacer aquello que nos gustaría hacer, sea en el ámbito de lo laboral, del esparcimiento o de las relaciones sociales y la pareja. En esta posición adoptamos una postura de víctima donde nuestro inconsciente interpreta que no tenemos modo de salir de ese lugar y por ende estamos destinados a permanecer inmutables en él y lo único que nos queda es la queja. En esta postura estarán los más quejosos y los menos, pero todos en común estarán cómodos en una postura negativa de la cual no pueden salir.

El gran desafío es pasar de ser víctima a ser protagonista de nuestras vidas y esto incluye a la economía, que es el punto central de este artículo. Es decir, se pueden hacer cambios y vivir del modo que nos gustaría, y desde luego que el primer paso es necesariamente, tomar la decisión de querer hacerlo, lo que implica salir de la queja, de las excusas, en fin, de la zona de confort. En fin, querer lograr la vida deseada implica incomodarse un poco.

xionico_me-bored-at-workY con respecto al trabajo y al dinero, ¿qué cosas puedo cuestionarme para mejorar mi situación actual?
Primero, si la actividad que desarrollo en lo laboral (ya sea en cuenta propia o en relación de dependencia) es una actividad de mi agrado. Es muy común y hasta está de moda que ante cualquier problema debemos reununciar y cambiar de trabajo. Aunque previamente podíamos haber percibido que quizás el problema podía ser de otra índole.

Segundo, si el problema no es la actividad, preguntarse si es el ambiente laboralfired1 (compañeros de trabajo, jefes, socios, etc) lo que me incomoda. En este caso podemos hacer mucho, por ejemplo, tomar cursos de relaciones humanas, coachings, etc, lo cual no sólo nos beneficia en el ámbito laboral sino también en todas nuestras relaciones humanas en general.

trastorno-obsesivo-compulsivoTercero y muy común en la mayoría de los casos, verificar el ritmo que llevamos y la autoexigencia. Esto tanto para las relaciones de dependencia y más aun, cuando somos nuestros propios jefes. En nuestra sociedad actual tenemos una alta tendencia a vivir apurados, con ansiedad y a tomarnos nuestros objetivos de manera muy obsesiva lo cual nos lleva al estrés. En este ámbito, es muy recomendable el yoga, la relajación, la meditación y sobre todo, tener hobbies que nos impliquen actividades bien diferentes a nuestra actividad principal y que las hagamos sin estar enfocados en la productividad, como bien lo cuenta el psicólogo checo Mihali en su libro bestseller Fluir. Muy recomendable para este punto.

Cuarto: ¿y si dejo mi trabajo y me vuelvo emprendedor? Es interesante saber que Hand drawing light bulbaproximadamente 2 o 3 de cada 100 emprendedores continúa su emprendimiento luego del año. Esta estadística no es para asustar sino para tener en cuenta que el emprendedor requiere de una personalidad particular. Específicamente deberías preguntarte si estás dispuesto a tener una incertidumbre financiera muy alta (y sobre todo en el primer año o los primeros dos años) y sabiendo que lo que haces podría no tener éxito. Es una cualidad necesaria también para tener éxito, según consejos de emprendedores exitosos como Andy Freire en Argentina: “no hacerlo por el dinero”. Según Andy, la gran mayoría de quienes emprenden sólo por el dinero, son quienes terminan abandonando el proyecto dentro del año. Es decir, la motivación principal del emprendedor debe ser la actividad o bien su sueño. Y lo financiero será un efecto para el cual se deberá tener paciencia. Desde luego que ser em

en la empresa que uno está, es un buen motivo para buscar otra empresa que sea muy receptiva de los cambios.

julian weich y andy freire

prendedor es un camino válido, pero siempre debemos tener en cuenta estos puntos aprendidos de las experiencias de emprendedores exitosos. Y por qué no, nunca descartar la posición intermedia de pasar a ser una especie de emprendedor en la empresa, es decir, una persona mucho más proactiva y generadora de ideas. Y si ello no es posible Por último es bueno analizar que para sentirnos felices y plenos no alcanza un trabajo ideal, ya que el día tiene 24 hs y tenemos muchos gustos y deseos a satisfacer que difícilmente puedan ser complacidos en una sola actividad. Por ende es necesario tener en cuenta, para una vida plena y en armonía, tener hobbies y si es posible, participar de actividades no lucrativas ligadas a actividades que nos gustaría hacer pero no las podemos canalizar por lo laboral o los hobbies. Este consejo nos lo dan Julián Weich junto a Andy Freire en el libro 5% de tu tiempo: “ayudar a otros es el egoísmo más lindo ya que está comprobado neurológicamente que nos hace bien” nos lo dice Julián.

Entonces, ¿qué esperas? ¡Hoy es un buen día para comenzar a hacer cambios en pos de una vida más plena!

en busca del trabajo ideal

Martín Traverso

http://www.economiaconsciente.info

La economía consciente – Entrevista en profundidad por Milagros Massara

NUEVA ECONOMÍA

Fecha entrevista: 13 de agosto de 2013 – ciudad de Santa Fe – Argentina

 

La economía consciente

 Martín Traverso nos da una nueva mirada sobre la economía y nos invita a involucrarnos en ella, cambiando algunos hábitos de nuestra vida cotidiana.

 

Ma. De los Milagros Massara / mili.massara@hotmail.com

IMG_4759

Martín Traverso, egresado de la carrera de Ciencias Económicas de la UNL, nos esperó en su vivienda de Colastiné con mates, en la mesa del patio de su casa, donde el sol nos entiviaba. Luego comenzamos a hablar sobre su nueva visión de la economía. 

-¿Cómo comenzó a gestarse en vos esta nueva visión de la economía?

felicidade-no-trabalhoHubo tres momentos. En el 2003, cuando empecé a estudiar la carrera de ciencias económicas, donde me propuse ser una especie de investigador, pero no sabía por dónde empezar a buscar. Me costó insertarme laboralmente.

Luego, en el 2008, tuve una crisis interna. Tenía muchas preguntas sin respuestas sobre mi vida, hice varios viajes, pero no encontraba una solución. Fue ahí donde conocí la meditación y comencé un camino interno espiritual. Me dejó de importar la economía, lo laboral, lo que estudiaba; todo pasó a un segundo plano.

En el 2010 empiezo a tener como una especie de síntesis, es decir, todo lo que  había estudiado desde la óptica interna que había hecho de mí mismo, y ahí escribí lo primero que se llamó economía cósmica, exactamente en noviembre de 2010.

-¿Cuándo lo diste a conocer?

-Al principio no lo publique, me dio vergüenza,  me parecía algo muy volado.

Recién en 2011 di unas charlas sobre eso, porque me insistieron: la filme, la subí a YouTube y comencé a recibir muchos comentarios. A partir de allí empecé a tomar con más seriedad esta capacidad de estudio, de análisis y de búsqueda de mí mismo, y cómo eso se podía conjugar para realizar conocimientos útiles para la sociedad, para comprender más la economía y aprender a vivir de otro modo.

-¿Qué es la economía consciente?

-Lo que plantea es volver al orden natural, contrapuesto a un orden social. Esto es un gran tema en la filosofía del debate entre naturaleza y convención, actuamos porque así nos lo enseñó la sociedad y porque sentimos la necesidad de hacerlo, nos sale de adentro, sin saber por qué. Desde ese lugar me propongo ver como es el ser humano cuando se rige por su naturaleza y como sería pensar una sociedad donde todos viviéramos de ese modo.

Yo me pregunto ¿si yo solo me dedico a vivir de acuerdo a mi naturaleza puedo?, ¿cómo? Y ahí es donde se encuentra lo que yo investigo, filosofía práctica para para poder vivir desde el orden natural, y eso es la economía consciente, porque uno la hace reflexiva, se cuestiona cual es el propósito de su existencia. De ahí en adelante toda mi economía no es más que una forma de resolver mi lugar en la sociedad, en el dar y recibir material.

logo EC con ghandi

-¿Qué buscas con esta teoría?

-Pasar de una economía del tener, a una economía del ser, previo felicidad_nota1cuestionamiento de cada ser humano. Simplemente comparto mis propias inquietudes para que a las personas les pueda servir como reflexiones que puedan aplicar a sus vidas y también poder inspirar a nuevos modos de gestión de empresas, políticas públicas, a la hora de aplicar criterios para tomar decisiones complejas.

 

-¿Cómo nos podemos involucrar en esta nueva economía?

panorama_corporacion-El proceso comienza con cuestionarse si uno está cómodo. Si uno está cómodo no va a querer cambiar nada, entonces no hay nada que hacer. Si uno esta incómodo con su modo de vida, donde la economía es un aspecto de esa vida, aparecen cuestionamientos, ¿Por qué vivo?  ¿Cuál es el motivo de mi existencia? Si vivo sólo para tener un patrimonio material y seguridad, es muy vacío mi sentido, no me llena, debo vivir por otra cosa.

 

-¿Qué sentido de la vida aconsejas desde la economía consciente?

article-new_ehow_images_a08_8s_ih_importance-cooperation-workplace-800x800Un sentido de la vida que sea posible de ser llevado a cabo durante toda tu existencia, que no se acabe. Si tu sentido de la vida es construir una casa, la construís y se terminó, te quedaste sin sentido, tenés que volver a replantearlo, tu sentido de la vida tiene que perdurar durante toda tu vida.

Segundo punto, vamos a tener que tener en cuenta tu naturaleza social, va a tener que ser un sentido de la vida que te produzca goce y bienestar a vos, y también a los otros. Tener, acumular, van a ser cosas circunstanciales, pero mi sentido de la vida va a ser dar mi mayor brillo, mis dones y talentos. Cuando yo doy mis mayores brillos soy el principal beneficiado y al compartrilo con los demás ellos también se benefician.

El segundo paso que tenemos que tomar es el de preguntarnos ¿estoy haciendo todo aquello que tiene que ver conmigo, con lo que me es natural hacer? Si es natural, es sin esfuerzo, porque la naturaleza no se fuerza por ser. Entonces, ¿cómo estoy con respecto a lo que me gusta hacer? Si llevo una vida que no me gusta significa que algo estoy haciendo mal.  

-¿Qué forma de relación me hace bien a mí y a la otra persona la vez?

images (1)-La cooperación. Matemáticamente es la que no genera perdedores, entonces, si racionalmente estoy queriendo tener una buena vida, como lo decía Aristóteles en la Grecia antigua, o ‘un buen vivir’ según los originarios sudamericanos, que son formas que la economía consciente apunta: vivir bien, no mejor que el vecino. Entonces ahí está, buen vivir y buen convivir, son dos pasos para ir a una economía consciente.

 -¿La cooperación de qué manera se da?

-La cooperación es una de las bases de la teoría de la economía consciente, que se define como aquella forma de relacióndescarga entre dos o más seres humanos donde todos salen beneficiados, nadie pierde, y se define competencia como su excluyente, una relación en la que alguno debe perder. Es decir, estamos en un camino en donde no se pueden desarrollar las dos hipótesis a la vez.

En la economía tenemos muchas acciones conjuntas o de intercambio entre más de una persona: comprar y pagar con dinero, trocar, intercambiar, prestar, compartir y regalar. Regalar también es una forma de economía. Estas acciones tienen que tener un beneficio para cada una de las personas que participan.

Todo es economía, todo es una relación de dar y recibir. En todas esas relaciones que encaramos ¿prima el yo y el otro a la vez? ¿ambos ganan, es un beneficio mutuo? Si es un beneficio mutuo, significa que ese yo, está saliendo de su mero yo para ir a un yo con el otro, hacia un nosotros. Ahí se da la cooperación.

Aconsejamos este artículo escrito por Martín : http://www.inspirulina.com/te-necesito-para-brillar.html

-¿De qué se trata la ley cósmica?

-Plantea que toda tu realidad es un reflejo a lo que vos das, lo que das a través de pensamiento, acción y palabra; la homo consciens 3realidad te va a reflejar tu dar. Entender la ley cósmica es entender lo sutil, entonces, por ahí a algunos les puede parecer muy volado o muy complejo.

No hay ser humano que no dé nada, todo el tiempo estamos dando, aunque no lo queramos estamos dando pensamientos, acciones y palabras, pero, ¿Desde dónde estás dando eso?  Y ahí está la parte interna, entonces, a nivel cósmico todo se termina regulando, vos recibís una calidad de vida, que es un espejo a tu dar.

El primer paso para cambiar es, desde luego, los pensamientos, si mis pensamientos son pesimistas, mis acciones y palabras van a tener ese tinte y por ende mi realidad va a estar en esa resonancia.

 

-¿El dinero va a dejar de existir o ayuda a la economía consciente?

ConsumoColaborativoDesde la economía consciente, si todos vamos hacia una vida natural, que beneficia al yo y al otro a la vez, y llevamos una vida de cooperación, entonces sí, el dinero va a desaparecer.

Ahora bien, año 2014 existe el dinero y yo, desde mi estilo de vida individual, quiero ir hacia una vida natural, ¿Cómo hago con el dinero? La respuesta es la misma, la cooperación. Si yo veo que la forma de relacionarme con el otro, puede ser con dinero en el comprar y pagar, o puede ser sin dinero, en el trocar, en el prestar y el compartir. Esto surge mucho en Internet, los invito a ver economía colaborativa en la web: http://www.consumocolaborativo.com. 

Recomendamos este artículo de Martín sobre el consumo colaborativo: http://www.tiempoconsciente.com/consumo-luego-existo/

-¿Existe una forma ‘buena’ de utilizar el dinero?

619-00905081-Sí, el secreto está en utilizarlo con la misma intención con la que uso las otras formas de intercambio, en el beneficio mutuo, ganar-ganar. Cuando yo venda algo, en el criterio de establecer el precio voy a buscar un precio consciente, que tenga en cuenta los costos, que sea realista, pero que su fin no sea solamente la utilidad individual, o sea, mi yo, si no la utilidad del nosotros, o sea, yo y el otro a la vez. Hay que tener en cuenta que afuera hay otra persona y podemos fijarnos si el otro lo puede pagar o le puedo dar facilidades, a veces, hasta podré regalarlo, porque mi objetivo es el servicio, es que lo que quiero dar llegue al otro.

Aconsejamos este artículo de Martín: http://www.inspirulina.com/como-estas-con-el-dinero.html

-¿Vos creés que las redes sociales, Internet y la tecnología están ayudando a fomentar este cambio? 

 images (14)-Desde luego, Internet está ayudando porque crea conexiones de todos con todos, esto es muy beneficioso y transformador. Tiene poca vida todavía, a partir del 2006 recién comenzaron a expandirse vertiginosamente las redes sociales y hoy, a menos de diez años, Facebook, por ejemplo, tiene mil millones de usuarios, en Argentina cada dos habitantes, uno tiene Facebook. Estos son datos interesantes porque una persona en su vida normal no tendría 500 amigos, interacciones; entonces este componente se adiciona a la vida de una persona y como tal, primero la desequilibra desde un exceso, después se va sintetizando y alcanza un equilibrio a largo plazo, y le vamos dando usos específicos y dentro de esos usos empiezan a aparecer los económicos, de la economía colaborativa, que surge a través de las redes sociales. 

-¿No es un poco arriesgado realizar una economía a través de la informática?

-En Internet aparece una nueva ‘moneda’, que es la confianza. Así como en la economía tradicional la confianza se da porfoto-32-300x205 tu calificación crediticia, en las redes sociales se empieza a gestar una especie de reputación a través de los comentarios positivos de las personas para con vos. Esta calificación se da entre todos, es totalmente anárquica, pero se sostiene desde sí misma.

Los próximos diez o veinte años son de gran trasformación social por ende, porque es una tecnología que está produciendo cambios en la conducta.

-¿Hay un tiempo determinado para que se pueda ver en la sociedad indicios de esta nueva economía que planteas?

359140Teniendo en cuenta lo que se habló en las preguntas anteriores, yo me preguntaría cuanto falta para que el 100% de la sociedad tenga acceso a internet y esté conectada a una red social como Facebook. Cuando esto ocurra creo que esta nueva economía se va a empezar hacer notar.

Me atrevería a decir que dentro de diez o veinte años esto puede ocurrir. Diez años como una etapa de cambios, que se arraigan, que desequilibran y en los siguientes diez que se estabilizan.

Puedo ver veinte años, por lo menos, de profunda transformación social, económica. Dentro de esa transformación está involucrada la generación ‘Y’, que somos nosotros que tenemos de 20 a 35 años y somos los hipertecnológicos que podemos ser los grandes agentes de cambio de la economía de redes.

 

Aconsejamos ver este video sobre las perspectivas de la economía de redes en los próximos 20 años: 

https://www.youtube.com/watch?v=bhb1l9SgSeQ&list=PLxmbMiqzeX4ZZJi0EgrFXDvYJXylOUDmf

 

-¿Este sistema se puede emplear a un nivel macroeconómico?    

images (43)-Sí, se puede y el nivel de la economía consciente llega al gobierno cuando ya es economía política y están unidos.

La economía se hace consciente, cuando los ciudadanos comienzan a cambiar sus modos de vida y  se dan cuenta que son responsables de su casa, de su barrio, de su ciudad y quieren decidir el modo de vida de ese lugar, ahí es cuando ese ciudadano pasa a ser un ciudadano consciente. Esa persona quiere tener participación directa en la sociedad ya sea por plebiscito, que necesariamente tiene que ser electrónico, porque no vamos a poder ir a la plaza a levantar las manos.

-¿Estaríamos transcurriendo a una nueva etapa desde el punto de vista político?

robot3-Cuando se produce esa necesidad, el ciudadano pide la democracia directa. Ahí entramos a otra etapa de evolución, cuando ya la economía y política se fusionan, las políticas económicas y sociales las decide el ciudadano, no hay un intermediario, simplemente un ejecutor de lo que el ciudadano pide. Ese es el momento de cambio de era, cuando llega a la política.

Hoy los futurólogos hablan de que va a pasar con la tecnología, los robots, la inteligencia artificial, y pocos se atreven a pensar que va a pasar con la política.

Desde la economía ya es imparable la topadora que está haciendo la economía colaborativa, dentro de diez años se va a establecer y ahí ya empieza la economía política. 

 

-¿Cómo crees que el sistema capitalista reaccionará ante el crecimiento de esta nueva economía?

concienciaSe va a transformar.

¿Qué es el capitalismo? Yo creo que es esta sociedad de acumulación, del tener, entonces, yo te vuelvo a decir qué es la economía consciente: el pasaje de la economía del tener, a la economía del ser. Pero hay un tema ahí, que es el del salto cuántico, es un cuestionamiento del ser humano, no se pasa del tener al ser  por añadidura, por inercia, se pasa por un cuestionamiento existencial, ese ser humano se ha replanteado su sentido de la vida.

El cambio que generan las personas tiene que ver con un cambio neuronal, emocional, dejar de estar dominado por el cerebro reptil, el de la supervivencia que genera la economía del individualismo, que es este capitalismo salvaje.

Es un proceso de profunda transformación, un cambio de era, un gran salto, donde el ser humano se hace consciente de sí mismo, de su función en  la tierra, y de lo que quiere crear: qué sociedad, qué modo de vida, cómo quiere convivir. Es el gran momento de la humanidad.

 

-¿Cuánto tiempo puede llevar este cambio de era?

rafael_laescueladeatenas_detalle_platon-Eso lleva tiempo en la sociedad, algunos lo hacen antes y otros después, y la sociedad lo hace en su momento, cuando se consuma la democracia directa. ¿Y cómo decidimos las cuestiones complejas de esa democracia? Va haber sabios. Platón decía que debía gobernar el filósofo; yo en eso no voy a coincidir con Platón, sino que voy a decir que hay que tener en cuenta los consejos de los sabios. Los ancianos de la sociedad van a dedicar sus vidas  para asesorarnos, cuando tengamos un problema ético muy complejo, vamos a preguntarles a esos ancianos para ver lo que piensan, van a ser lo más grande que tengamos.

 

 

-Esta nueva forma de ver la economía ¿Nos va a ayudar a cambiar nuestra forma de ver el mundo completamente?

-Sí, todo nuestro mundo va a cambiar, porque la economía resume toda la sociedad en este momento, hoy es la ciencia que ocupa el primer lugar, todo se genera en base a ella, es la que marca la pauta a los demás saberes.

Lo que obstaculiza el vivir es nuestro miedo a la supervivencia material, este pensamiento del hombre de las cavernas, que tiene que buscar el pescado para comer, se ha trasformado en el problema económico, y es el eje central de la sociedad. Cuando ese eje cambia, es cuando cambian las relaciones de producción, cambia toda la sociedad,  cambia todo el régimen social arriba, cuando aprendemos a relacionarnos de otro modo.

Por eso también van a cambiar los modelos urbanos, porque son modelos en función al modelo económico.

-¿Cómo va a ser el modelo urbano en el futuro?

-Lo chico va a ser lindo como dice Schumacher: Small is beautiful, se va a usar el verde, convivir con la naturaleza, preservar la naturaleza. Van a surgir nuevos modelos de sociedades estéticas, ciudades donde vamos a tener más espacio para caminar, para recorrer.

Cuando cambiamos nuestro modo de vida, también cambiamos nuestro modelo estético, entonces todo esto va a implicar el cambio de la economía, nuestras casas, no más edificios, mucha robótica que nos ayude a construir. El ser humano se va hacer  más responsable de cómo quiere vivir, y vamos a  volver a la filosofía, la ética, el modo de vida que es “¿Cuál es el sentido de mi vida?” Y siempre volvemos a la misma pregunta.

Una vez que la sociedad resuelva este problema  va haber un cambio histórico y ahí se da la economía consciente, se da un cambio de era.  

proyecto venus

Imagen del Proyecto Venus de Jacques Fresco

 

 

 

 

 

¿Cómo estás con el dinero?

¿Cómo estás con el dinero?

¿Cómo estás con el dinero?

Siempre el “dinero” es lo primero que se nos viene a la mente cuando pensamos en nuestras preocupaciones y en la economía en general. Es raro encontrar a personas que digan: “me siento muy bien con el dinero”, como también no es tan común oir a personas decir: “me siento muy en armonía con mi salud física”. Ambos puntos señalan una misma cuestión: “tanto la relación con el dinero como la relación con nuestro cuerpo o nuestra salud física esconden detrás cuestiones profundas de cómo vivimos y nuestras emociones en general”.

¿Y qué tendrá que ver el dinero con nuestras emociones? Primero, haciendo una reflexión rápida, podemos pensar que el dinero es “un papel”, o más bien, un instrumento social emitido por un ente del Estado autorizado por ley con el objeto de que intercambiemos cosas. Nada más. Entonces, ¿porque ese “papel” tendría tanto poder sobre nuestro estado de bienestar interior? Evidentemente las causas van más allá de su función instrumental tienden a mezclarse en las esferas psicológicas de cada uno. Este nos lo cuenta con mucho detalle la lic. argentina Anacelis Castro en su libro “Nuestras Conductas con el Dinero” en donde expone que la raíz de todos nuestros problemas con el dinero es “emocional”.

Anacelis nos cuenta como según nuestro desequilibrio emocional encajamos en algún “estereotipo de personalidad con el dinero”. Así existe, por ejemplo, “el avaro”, quien es una persona muy dominada por el miedo y busca seguridad a través de guardar “por si le pasa algo” o bien para “estar preparado por si las dudas…”. Es una persona que a pesar de poder tener una buena cuenta bancaria, tiende a vivir de manera precaria y con gran dificultad de disfrutar lo que ha logrado. Además es inseguro siempre a pesar de la cantidad de dinero que posea. Y así como existe la personalidad de “el avaro”, existe también su opuesto (pero similar en el desvío desde el miedo) que es el “despilfarrador”. Luego también están las personalidades de “el que vive en la pobreza” y “el compulsivo”, lo cual está muy bien explicado en el artículo “¿te duele el dinero?” de Célia Sanchez en el portal http://www.121sb.com y es muy recomendable a modo de resumen de la visión expuesta en el libro de Anacelis.

dinero_utopia¿Y cómo equilibrarnos con esta “cuestión”, o “energía” o “ámbito de nuestra vida” que es el “dinero”? Me quedo con las sugerencia de Walter Lübeck en su libro (super recomendable para leerlo) “El tao del dinero”, donde bien nos explica que el dinero es “energía” transportada a través del simbólico del papel (porque los seres humanos le damos ese rol y creemos en él hoy) y cumple una función parecida a la sangre en el cuerpo: circula y da el suministro energético a cada parte del cuerpo. De este modo, como medio de transporte de energía, el dinero, “amplifica todo lo que toca”.  Es por ello que si soy una persona egocéntrica, por ejemplo, y de repente tengo mucho dinero, se resaltará mi egocentrismo (al tener más poder de creación en el mundo) y viceversa si hoy humilde y tengo otras virtudes. Por ello están esos dichos populares de que “si le damos dinero a una persona realmente la conoceremos”. Así Lübeck nos muestra que el convivir con el dinero es convivir con una “energía poderosa” o una “herramienta” que podremos usarla más en función de nuestro ego o más en función de. “wu-wei”, del Tao o de la energía de la naturaleza. Pero en sí el dinero no es bueno ni malo, depende de nuestro uso.

Unos consejitos desde el Tao del dinero para nuestras vidas:
Primero, estar en equilibrio con el karma, o sea, pagar consciente y voluntariamente nuestras obligaciones para que se mantengan equilibradas.
Segundo, nuestros intercambios deben ser conscientes y amorosos, esto hace a un mayor beneficio para todas las partes.

Tercero, “la ley del aprovechamiento óptimo de las energías de las fuerzas cósmicas” nos dice que si tenemos excedentes deberemos enviar a otros seres para que aumenten sus posibilidades creativas personales o recibirlos en caso contrario. También es importante garantizar el reflujo de energía al origen una vez terminado su uso. Es decir, devolver éticamente los préstamos que nos permitieron desarrollar nuestros potenciales.

Finalmente, desde las fuerzas cósmicas podemos entender que existe una Economía Cósmica y desde lo cual es recomendable asumir nuestra responsabilidad en nuestro “dar y recibir con el universo” (los demás seres humanos son parte de ese universo o Todo cósmico). Desde esta consciencia, el dinero es una instrumento pero debemos recordar de poner consciencia y amor a nuestros actos de “pagar” (dar dinero) y “cobrar” (recibir dinero) así como el “poner precios”, siempre desde una consciencia de ganar-ganar, es decir, desde una consciencia de unidad, buscando un beneficio conjunto. De este modo estaremos alineados siempre a las fuerzas cósmicas y la abundancia fluirá a nosotros por los medios necesarios (en dinero y/o en especies) siempre que queramos manifestar nuestros potenciales y nuestros sueños en el mundo.
Y finalmente recuerda, la relación que mantengas con el dinero depende de ti, te invito a hacerte responsable y a usar el dinero con consciencia y responsabilidad sabiendo que las energías cósmicas te acompañarán siempre en tu proceso de expansión como un artista de tu propia vida y manifestación en el mundo.
 

 

Sitio recomendado: http://laeconomiacosmica.blogspot.com.ar/

Economía cósmica (versión PDF para leer)

Martín Traverso

http://www.economiaconsciente.info

Consumo Luego Existo

Consumo Luego Existo

compras

En la actualidad, en la sociedad de consumo, hemos pasado a buscar nuestra expresión a través de lo que compramos. A diferencia de otras épocas y sociedades, en Occidente y los países globalizados  u occidentalizados, hemos arribado al sumum de nuestro modelo de civilización a través de aumentar nuestra capacidad de consumo. Esto revela implícitamente un fondo filosófico de que “somos lo que tenemos” o “somos lo que consumimos”, aunque no hayamos reparado en ello.
Pocas veces nos detenemos a reflexionar el motivo del “porqué compramos lo que compramos”. ¿Te lo has preguntado alguna vez? ¿compras cosas que realmente necesitas y las ves como  “instrumentos” o las compras por otros motivos, como “fines en sí mismas”? ¿te sientes más importante al comprar y tener más cosas? ¿te sientes más seguro/a al comprar más cosas?

Sin embargo, debido a las crisis económicas últimas en occidente (Argentina 2001/2, EEUU 2008, España 2008-2014, Grecia-Irlanda-Portugal 2010, etc.) y a una suerte de innovación en la economía debido a las redes sociales, comienza a surgir en la actualidad una alternativa novedosa: el “consumo colaborativo”. Esta forma nueva de consumir utiliza medios alternativos al comprar/pagar para resolver nuestro consumo: trueque, préstamos, regalos y sobretodo el “compartir”. No obstante, lo más revolucionario de estas prácticas no es el “ahorrar costos” sino el hecho de que el consumidor comienza a darse cuenta que “no necesita un taladro sino un agujero en la pared” (como lo explica Rachel) y esta situación le abre un gran abanico de nuevas soluciones. Rachel Botsman nos lo explica muy bien en su disertación TED “En Defensa del Consumo Colaborativo”: https://www.youtube.com/watch?v=29j-fm5BQWQ .

Finalmente, sea por las crisis económicas, sea por la innovación de las redes sociales sumado al comportamiento hipertecnológico de las llamadas generaciones Y (o también “millenials”) y la generación Z (o “nativos digitales”), también nos lleva a un replanteamiento del lugar que ocupa el consumo en nuestras vidas y a redefinir nuestras búsquedas existenciales en occidente más allá de lo que meramente “compramos”.

Sobre el impacto de las redes sociales en el consumo puedes ver este video “Tendencias en el consumo del 2013 al 2035” por Martín Traverso (quien escribe este artículo):
https://www.youtube.com/watch?v=d1vPYEmFfHs&list=TL8RS6WL19Lv7ZcT5TxgRb0VJjr4tZaYxI

¿Cómo puedo replantear mi consumo?

  1. Chequear de estar comprando sólo cosas necesarias, sino, preguntarse el motivo.
  2. Recordar que “no necesitamos el taladro sino el agujero en la pared”, ser más creativos para resolver nuestras necesidades: practicar más el consumo colaborativo.
  3. Buscar reconocimiento por vías sanas: por tu trabajo, servicios voluntarios en tu comunidad o tu lugar en la sociedad. “Lo que das” más que las cosas que puedas “tener” o “consumir”.
  4. Desprenderse de cosas que no utilizas ayuda a alivianarte y a poner a girar esas cosas en el flujo de la economía colaborativa (por trueque, préstamo, compartir o regalo).

En el consumo colaborativo no sólo resolvemos nuestro consumo, sino que la mayoría de las veces, ganamos nuevos amigos. ¡Te invito a probarlo!

Sitio recomendado: http://www.consumocolaborativo.com/